The Andalusians, the “andaluses,” and “andalucez:” A study of the seseo/ceceo in Cadiz

Curtis Commander

Curtis Commander ’16

The Andalusians, the “andaluses,” and “andalucez:” A study of the seseo/ceceo in Cadiz

by Curt Commander

Abstract:

Six interviews with local residents of Cádiz were conducted that recorded the participants’ opinions surrounding certain linguistic features present in Cádiz, namely seseo, ceceo, and distinción. The participants’ preferences for these features in regards to their own pronunciation were also measured through the recording of a short story read aloud by the participant with the particular story used eliciting the linguistic phenomena under study. Results suggested a correlation between higher education levels and a tendency to use distinción rather than seseo or ceceo. The participants’ opinions concerning seseo, ceceo, and distinción agreed in some areas but significantly differed in others.
Both the lack of agreement in many areas among those who were interviewed and the correlation between higher education levels and the use of distinción provide evidence of the strong linguistic variation within Andalucía that differs based on geography, education level, and personal opinion. So much variation within this region of Spain poses a problem for corporate and governmental entities that concern themselves with the entirety of Andalucía, having to choose which Andalusian dialect to use when addressing their linguistically-varied audience. Instead of singling out a specific Andalusian accent to use, various regionally-focused groups, such as Canal Sur, the news channel for Andalucía, have chosen to default to an accent from Madrid. Such actions are caused by unreconciled linguistic differences within the region and reveal the need for the adoption or creation of a collective, common accent for public use in Andalucía.

Los andaluces, los “andaluses,” y los “andalucez:” La variación de preferencias locales del seseo y el ceceo en Cádiz

1. Introducción: el andaluz en contexto

A pesar de que el castellano es el idioma nacional, no solo se habla el castellano en España, sino también se usan otros idiomas que rodean el predomino castellano, el que domina el medio y el sur del país con el gallego al noreste, el euskera al norte, y el catalán al noroeste, entre otros. Mirando el mapa abajo (Figura 1), se ve la diversidad lingüística que existe en España.

Figura 1: Acentos de Castellano en EspañaRecurso: Wikimedia Commons

Figura 1: Variaciones linguisticas en España
Fuente: Wikimedia Commons

Aun dentro de la zona marcada como castellana, hay variación lingüística en forma de diferencias dialectales, siendo la división lingüística principal la que existe entre el castellano norteño y el sureño. El acento representativo del castellano norteño es el acento madrileño que se asocia con prestigio ya que la capital del gobierno español y la Real Academia Española están en Madrid. Por otro lado, se piensa inmediatamente en el habla andaluza como el acento del sur y por ciertas razones – Andalucía es agraria y ha tenido una de las economías más pobres históricamente – el andaluz ha sido desprestigiado en contraste con los acentos norteños que por lo general mantienen características madrileñas.

Debido a que existen estas opiniones sobre las diferencias dialectales del castellano, una “castellanización” del habla andaluza ocurre actualmente y se la ve en muchos casos, especialmente en el mundo profesional. Por ejemplo, en Sevilla un juez perdió su acento andaluz natal bajo la persuasión de su preparador que insistía en que quedaría mejor para un juez si hablara con acento castellano y no andaluz (Robledo). En otros entornos públicos, locutores de radio y televisión son entrenados en comunicarse en un “castellano perfecto,” así que son instruidos a no cecear y no dejar la d intervocálica (aspectos del andaluz). De hecho, el 68% de locutores en Canal Sur suelen utilizar el “español septentrional”(el castellano) mientras que el 77% de los espectadores de Canal Sur emplea el habla andaluza (De Molina). Tales discrepancias resultan en un complejo de inferioridad experimentado por muchos andaluces frente a los que hablan “fino” (Robledo).

2. Los andaluces responden mientras que los castellanos no pueden

En oposición a la castellanización y la inferioridad sentidas en Andalucía, algunos grupos como el gobierno y organizaciones políticas han tomado medidas en defensa del habla andaluza. En 1979, la Junta de Andalucía estableció un Seminario Permanente del Habla Andaluza que hoy lucha “contra la falsa conciencia de que hablar andaluz no es hablar mal castellano” (Del Rio). Además, grupos como Nación Andaluza han surgido que exigen que el andaluz sea más respetado. De hecho, Nación Andaluza hizo una manifestación contra los locutores que usan acentos castellanos en el Canal Sur, argumentando que el uso del acento castellano en las noticias viola el Estatuto 12.3.2o de la Autonomía de Andalucía que define la “investigación, difusión, y conocimiento de los valores… lingüísticos del pueblo andaluz” como poderes y objetivos de la Comunidad Autónoma (Diaz). En 1997, el Congreso del Habla Andaluza se reunió en Sevilla y se trató de este mismo tema del uso del castellano en Canal Sur, con la sugerencia resultante de que los locutores incorporaran más rasgos lingüísticos andaluces (De Molina).

Este favor de darle más respeto al habla andaluza y usarla más en público parece simple teóricamente pero resulta una tarea problemática cuando llega el momento de realizarla. Ya que hay tantos dialectos en Andalucía, una entidad que llega a toda la región, como Canal Sur, puede o escoger un dialecto específico que no refleje los otros dialectos o crear un habla andaluza “neutral” que suene como algo artificial porque de hecho lo sea. Viendo toda la variación lingüística en Andalucía y rechazando estas dos soluciones que solo parcialmente resuelven el problema, se pueden ver las razones legítimas que tienen muchas compañías y organizaciones para usar el castellano, más allá de tener un motivo de castellanizar el habla andaluza identificada como un acento incorrecto.

Entonces, por estas razones, muchas compañías y organizaciones eligen usar el castellano estándar por falta de otra opción, pero sin embargo, esta decisión asume que las preferencias dialectales de los andaluces sean tan variadas como los dialectos mismos. De hecho, no hay mucha investigación que trate de las preferencias de los andaluces, dando por sentado que los andaluces prefieren el acento de sus propios pueblos. La carencia de atención a las preferencias dialectales de los andaluces motiva está investigación que intenta enterarse si los andaluces pueden llegar a un acuerdo sobre un acento preferido regionalmente, usando el seseo y el ceceo en Cádiz como estudios de caso.

Figura 2: El seseo, el ceceo, y la distinción en AndalucíaRecurso: Wikimedia Commons

Figura 2: El seseo, el ceceo, y la distinción en Andalucía
Fuente: Wikimedia Commons

3. El seseo y el ceceo: rasgos definitivos y distintivos del andaluz

Como ya se ha mencionado, no se puede normalizar los acentos andaluces tan fácilmente como los del norte ya que hay mucha variación dialectal dentro de Andalucía. Sin embargo, hay ciertas características como el seseo y el ceceo que destacan por ser muy reconocibles y frecuentes, siendo estas dos posiblemente las más estigmatizadas por su desviación de la distinción entre la s y la z (a partir de ahora, la distinción) en el norte de España. En el español peninsular, hay tres sistemas lingüísticos de pronunciación de la s, la z, y la c antes de i o e: la distinción, el seseo, y el ceceo. En el norte de España, hay distinción por lo general y los hablantes pronuncian la s como la s inglesa y la z y la c antes de i o e como el sonido “th” en inglés. Además de la distinción, existe el seseo y el ceceo en Andalucía y el uso de los dos se varía geográficamente, como se ve en la Figura 2. El seseo ocurre cuando todas las letras notadas anteriormente son pronunciadas como la s inglesa. El ceceo es como el opuesto en que todas las letras pertinentes son pronunciadas como “th” en inglés (Schwegler 370).

Ambas desviaciones son ejemplos de la tendencia al menor esfuerzo, una tendencia lingüística cuya realización le hace más fácil al usuario pronunciar una palabra o serie de palabras (Guitart 72). En los casos del seseo y el ceceo, hay menos esfuerzo fonético en no distinguir entre los sonidos [s] (el sonido de la s) y [θ] (el sonido de la z y la c antes de i o e) y además hay menos esfuerzo mental en no distinguir entre los fonemas /s/ (representación mental de la s) y la /z/ (representación mental la z). Esta tendencia al menor esfuerzo caracteriza el andaluz y se la puede ver en otros aspectos del andaluz como la elisión de la [s], la desaparición de la [ϑ] (escrita como la d ortográficamente) entre vocales, y el acortamiento de palabras como el uso de pa o p’ en vez de para. Resulta que los norteños cuyos acentos no comparten estos rasgos han interpretado la combinación de todos los cambios hechos en Andalucía para esforzarse menos (un ejemplo de esta combinación se ve en la Figura 3) como pereza o indicador de un nivel de educación bajo, y así, junto con la agricultura y las condiciones económicas malas en Andalucía, los estigmas sobre el andaluz han sido creados y perpetuados.

Figura 3: Cádiz deletreada en estilo andaluz como “Cái”

Figura 3: Cádiz deletreado en estilo andaluz como “Cái”

El artículo “Observations on Present-day Seseo and Ceceo in Southern Spain” describe la realización hoy día del seseo y el ceceo en Andalucía. El autor del artículo, John Dalbor, fue a Sevilla y Granada y allí investigó el uso actual del seseo y el ceceo. Encontró que el seseo y el ceceo no existen en forma pura sino que los andaluces varían entre los dos frecuentemente sin patrón, información que convierte la Figura 2 en una imagen demasiado simplificada. A pesar del desorden, Dalbor observó que los universitarios y los profesionales tienden a hacer la distinción más que otros. También notó que la distinción ocurre más en ambientes formales como la universidad pero que el seseo y ceceo ocurren bastante en la televisión y la radio locales. A base de estas observaciones, Dalbor infirió la existencia de una correlación positiva entre hacer la distinción y el nivel de educación que tenga un andaluz. Además de eso, Dalbor no encontró otras correlaciones dentro de la variación lingüística que investigó.

4. Propuesta de un experimento y explicación de su metodología

Dalbor solo se enfocó en las tasas del uso del seseo y el ceceo en su investigación, dejando fuera del estudio los sentimientos de los andaluces que son el tema de esta investigación sociolingüística. Una manera de empezar a investigar más este tema sería enfocar en la unidad de opinión sobre el seseo y el ceceo dentro de una sola región de Andalucía. Este enfoque tendrá la meta de descubrir si hay unidad de opinión sobre el seseo y el ceceo entre los hablantes en Andalucía, complementando la investigación de Dalbor, la que trató del uso actual del seseo y el ceceo a nivel local.

Para lograr esta meta, se hicieron unas entrevistas en las cuales se les preguntó a los participantes sobre sus preferencias entre el seseo, el ceceo, y la distinción. Además de sus preferencias, se grabó la pronunciación de los participantes. En cuanto a los detalles, el experimento realizado incluyó seis entrevistas. Los participantes fueron del mismo lugar y, para complementar la correlación vista por Dalbor entre hacer la distinción y tener un nivel de educación alto, los participantes habían cumplido diferentes niveles de educación.

Cada entrevista contuvo dos fases, una fase consistió de un cuento breve con una pequeña prueba después (Apéndice A) y la otra consistió de una serie de preguntas (Apéndice B). En la primera fase, los participantes tuvieron que leer en voz alta un cuento breve que se llama “El águila, el cuervo, y el pastor” por Esopo, escogido por su brevedad y su empleo rico de palabras que provocan el seseo o el ceceo (Apéndice C). Antes de leerlo, se les explicó a los participantes que habría unas preguntas después que probarían la comprensión del cuento. Esto se diseñó así para que fueran realizadas pronunciaciones más espontáneas, intentando hacer a los participantes preocuparse por la línea narrativa y no por su pronunciación bajo esta premisa de haber una prueba enseguida.

Después de leer el cuento y contestar unas preguntas sobre él, los participantes contestaron otra serie, unas con el tema del fondo lingüístico del participante y otras sobre las opiniones que tiene el participante sobre el seseo y el ceceo. Durante toda la entrevista, una grabadora digital de audio grabó a las participantes y los archivos de audio fueron trasmitidos al ordenador donde un programa llamado Audacity fue usado para analizar y manipular el audio de las entrevistas.

5. Resultados

El experimento descrito arriba fue realizado en la ciudad de Cádiz y abajo hay una tabla que resume los resultados de las grabaciones y entrevistas. Los datos individuales se pueden ver en los apéndices (APÉNDICES D-G).

Participante

1

2

3

4

5

6

Pronunciación del cuento

Sesea pero a veces hace la distinción

Sesea sin desviación

Sesea pero a veces hace la distinción

Sesea sin desviación

Distinción con una instancia de seseo

Distinción con una instancia de seseo

Nivel de Ecuación

Educación primaria

Educación primaria

Bachiller

Bachiller y Formación Profesio-nal

Universi-dad

Profesor en la universi-dad

Opiniones sobre la pronunciación: el seseo, el ceceo, y la distinción

La mejor

Seseo

Seseo

Seseo

Seseo

Ceceo

Seseo

La peor

Ceceo

Distinción

Distinción

Distinción

Seseo

Ceceo

La más correcta

Seseo

Seseo

Distinción

Seseo

Distinción

Distinción

La menos correcto

Ceceo

Distinción

Seseo

Distinción

Ceceo

Ceceo

La que le gusta más

Seseo

Seseo

Seseo

Seseo

Ceceo

Seseo

La que le gusta menos

Distinción

Distinción

Distinción

Distinción

Seseo

Distinción

 

6. Conclusión

Como se puede ver en la tabla, los que cumplieron la universidad hicieron la distinción y los demás, independientemente de si cumplieron más educación que otros o no, sesearon mientras leían el cuento breve. Este hecho apoya la correlación que encontró Dalbor, la que relaciona la distinción con altos niveles de educación y, además de esto, sugiere que no hay un cambio lingüístico gradual sino una división distintiva entre los universitarios y los demás, la que podría ser investigada más en el futuro.

También hay otros patrones que pueden ser extrapolados a base de los datos resumidos en la tabla. Excepto el quinto participante, que parece ser un dato atípico, los participantes contestaron que, entre el seseo, el ceceo, y la distinción, “el mejor” y “el que les gusta más” es el seseo mientras que “el que les gusta menos” es la distinción. No había acuerdo en las categorías “el peor,” “el más correcto,” y “el menos correcto.” Entonces, existiendo acuerdos y desacuerdos, parece resultar una unidad parcial en cuanto a las preferencias de los entrevistados sobre el seseo y el ceceo.

Hay que averiguar si hay fallos en el diseño que pueden explicar estos resultados y hay que comprobar si el experimento tiene algunas limitaciones que resultarían en la variación vista en el experimento. La cantidad de participantes puede ser una deficiencia ya que es baja, y esta pequeña cantidad hace que no se pueda hacer generalizaciones sino notar tendencias sobre lo estudiado. En el diseño del experimento falta el control de variables externas, lo que puede confundir el experimento, y, por extensión, falta el aislamiento de la variable independiente, cuya carencia de independencia disminuye la certeza de la correlación observada. Además, se usó un ambiente artificial en el que los participantes pronunciaron las palabras durante la entrevista que les invitó a no pronunciar naturalmente cuando leyeron el cuento y a contestar las preguntas que siguieron con la parcialidad de deseabilidad social, ya que el investigador estaba presente por toda la entrevista.

Estos defectos hacen que el experimento tenga menos validez exterior y limitan la investigación en su habilidad de ser aplicada al nivel real, y por eso merece comentar unas mejoras del aspecto experimental de la investigación. Agrandar el número de participantes y poder hacer más entrevistas abordaría el problema de tener un número de participantes tan pequeño y daría más validez y autoridad a los resultados por ser más robustos. Otra mejora, y posiblemente la más útil, sería el control de variables externas dentro del experimento. Se podría lograr esto a través de identificar a un grupo específico para estudiar y hacer entrevistas con participantes que no varíen mucho demográficamente o a través de hacer un análisis de regresión a gran escala en el que múltiples variables independientes además del nivel de educación sean investigados y estadísticamente aislados.

A pesar de las limitaciones del experimento y las posibles mejoras que existen, esta investigación sugiere que hay variación de las preferencias y los sentimientos sobre el seseo y el ceceo en Andalucía, aun en el mismo sitio geográfico. Este hecho, combinado con los hallazgos de Dalbor, crea una imagen descriptiva de Andalucía como una región dividida entre dialectos y preferencias diferentes. Si esta imagen verdaderamente describe la actualidad en Andalucía, las cuestiones de unidad lingüística bajo el nombre andaluz se complican.

La controversia sobre los locutores de Canal Sur sirve como ejemplo de esta complicación, habiendo tres opciones en este caso. Un dialecto del andaluz específico puede ser escogido como la norma en público (De Molina), pero esto no satisfaría a todos. Un andaluz neutro puede ser creado que es bien hablado, claro, y sin vulgarismos mientras mantiene “rasgos básicos de personalidad lingüística andaluza” (Carbonero), pero esto sonaría artificial. Finalmente, el castellano se puede seguir usando, pero Nación Andaluza y el hecho que la distinción “el que les gusta menos” a los andaluces en el experimento revelan esta opción como la peor, demostrando los sentimientos fuertes de muchos andaluces contra la continuación de la castellanización de su habla.

En este contexto, Canal Sur llega a una situación en la que sería mejor dejar de usar el castellano pero la diversidad de dialectos y de preferencias en Andalucía crea una barrera para implementar otra opción. Aunque los andaluces estén completamente unidos contra el castellano, está investigación sugiere que Andalucía esté dividida parcialmente en sus preferencias lingüísticas aun dentro del mismo territorio, y esto seguirá complicando las políticas del gobierno y las organizaciones que tienen público andaluz.

Obras citadas

Carbonero, Pedro. “Algunos mitos sobre el habla andaluza.” Diario de Sevilla.

“Castillian Dialects in Spain.” Map. n.d. Wikimedia Commons. Web. 16 Junio 2013.

Dalbor, John B. “Observations on Present-day Seseo and Ceceo in Sourthen Spain.” Hispania 63.1 (1980): 5-19. Impresa.

De Molina, José Manuel. “El habla andaluza y su uso en público.” n. d. Web. 17 Junio 2013.

Del Rio, Pilar. “La Junta de Andalucía promueve un Seminario Permanente del Habla Andaluza.”

El País. 23 Agosto 1979. Web. 17 Junio 2013

Calderón Diaz, Antonio Luis. “Habla bien, habla andaluz.” n. d. Web. 17 Junio 2013.

Guitart, Jorge M. Sonido y sentido. Washington, D.C.: Georgetown University Press, 2004.Impresa.

Robledo, Agustín. “Política Lingüística: Habla bien, Habla andaluz.” El País. 26 Dic 1999. Web. 16 Junio 2013.

Schwegler, Armin et al. Fonética y Fonología Españolas. 4th ed. Hoboken, NJ: John Wiley andSons, Inc., 2010. Impresa.

“Seseo-Ceceo.” Map. n.d. Wikimedia Commons. Web. 16 Junio 2013.

APÉNDICE A: CUENTO BREVE LEÍDO Y PRUEBA SOBRE EL CUENTO DURANTE LA PRIMERA FASE DE LAS ENTREVISTAS

“El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

 

Preguntas sobre el cuento:

  1. ¿A qué imitó el cuervo?
  2. ¿Qué pasó cuando intentó el cuervo arrebatar a un carnero?
  3. ¿Quién vio el cuervo y qué pensaba?
  4. ¿Cuál es el mensaje de este cuento?

APÉNDICE B: PREGUNTAS HECHAS DURANTE LA SEGUNDA FASE DE LA ENTREVISTA

Preguntas Personales:

  1. ¿Dónde naciste y en qué año?
  2. ¿En qué lugares has vivido y por cuánto tiempo has vivido en cada lugar?
  3. ¿De dónde son tus padres? ¿Qué acento usaban contigo?
  4. ¿Qué nivel de educación has cumplido?

Percepción del seseo y el ceceo:

  1. ¿Qué es el habla andaluza?
  2. ¿Conoces el seseo, el ceceo, y la distinción entre la s y la z? (Explicar si es necesario)
  3. Para ti, entre el seseo, el ceceo, y la distinción, ¿cuál es el mejor? ¿Cuál es el peor?
  4. Para ti, ¿cuál es el más correcto y el menos correcto?
  5. ¿Cuál te gusta más y cuál te gusta menos?

APÉNDICE C: ANÁLISIS DEL CUENTO BREVE

Análisis de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

verde = palabra que contiene el fonema /z/ (z o c antes de i o e en la ortografía)

rojo = palabra que contiene el fonema /s/ (s en la ortografía)

azul = palabra que contiene ambos fonemas /z/ y /s/

APÉNDICE D: PARTICIPANTE 1

commander-a1Información Personal:

  • Edad: 66
  • Lugar de nacimiento: País Vasco
  • Residencias: tres meses en el País Vasco después de nacer; Sevilla, Málaga por unos años; 61 años en Cádiz
  • De dónde son los padres: San Fernando
  • Acento que usaban los padres: El Andaluz
  • Nivel de Educación: la educación primaria

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “Es que en cada sitio de Andalucía, cada uno tenemos nuestro dejillo. En Córdoba tiene un dejillo para hablar. Todas las provincias de…las ocho capitales, cada uno tiene una manera de hablar. Aunque son andaluces pero siempre tienen un dejillo.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el seseo
    • El peor: el ceceo
    • El más correcto: el seseo
    • El menos correcto: el ceceo
    • El que le gusta más: el seseo

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

verde = Seseo  rojo = Distinción

Archivo de Audio 1[Archivo de Audio 1]

APÉNDICE E: PARTICIPANTE 2

commander-a2Información Personal:

  • Edad: 60
  • Lugar de nacimiento: Medilla, Málaga
  • Residencias: Málaga por 3 años, Cádiz por el resto de su vida
  • De dónde son los padres: San Fernando
  • Acento que usaban los padres: El Andaluz
  • Nivel de Educación: la educación primaria

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “Pues, un encanto que tenemos, que lo decimos con mucha gracia, y le decimos ‘¿qué pasa aquí? Yo no sé qué.’ Es el habla de nosotros los andaluces.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el seseo
    • El peor: la distinción
    • El más correcto: el seseo
    • El menos correcto: la distinción
    • El que le gusta más: el seseo
    • El que le gusta menos: la distinción

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

verde = Seseo

Archivo de Audio 2[Archivo de Audio 2]

APÉNDICE F: PARTICIPANTE 3

Información Personal:

  • Edad: 47
  • Lugar de nacimiento: Cádiz
  • Residencias:  Cádiz por toda su vida
  • De dónde son los padres: de Cádiz
  • Acento que usaban los padres: el Andaluz
  • Nivel de Educación: El bachiller

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “Un dialecto del idioma español con un acento diferente. para mí el andaluz bien hablado, bien hablado es bonito. ¿Qué ocurre? Que la mayoría de los andaluces no pronunciamos todas las palabras. Entonces, ese andaluz no es bonito ni está bien. Pero el andaluz correctamente hablado para mi es bonito. Es un acento que me gusta.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el seseo
    • El peor: la distinción
    • El más correcto: la distinción
    • El menos correcto: el seseo
    • El que le gusta más: el seseo
    • El que le gusta menos: la distinción

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.                                                                           ___ = Seseo

Archivo de Audio 3[Archivo de Audio 3]

APÉNDICE E: PARTICIPANTE 4

Información Personal:

  • Edad: 57
  • Lugar de nacimiento: Cádiz
  • Residencias: Cádiz por toda su vida
  • De dónde son los padres: el padre de Cádiz y la madre de Puerto de Santa María
  • Acento que usaban los padres: el Andaluz
  • Nivel de Educación: el bachiller y formación profesional

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “El habla andaluza es la manera que tenemos los andaluces de expresarnos, nuestro acento, nuestra forma, nuestra palabra. Nos comemos muchas letras. Seseamos. Pero, bueno, es nuestra forma de hablar.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el seseo
    • El peor: la distinción
    • El más correcto: el seseo
    • El menos correcto: la distinción
    • El que le gusta más: el seseo
    • El que le gusta menos: la distinción

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.                            ___ = Seseo  ___ = Distinción

Archivo de Audio 4[Archivo de Audio 4]

         APÉNDICE F: PARTICIPANTE 5

Información Personal:

  • Edad: 44
  • Lugar de nacimiento: Cádiz
  • Residencias: Cádiz por toda su vida
  • De dónde son los padres: Cádiz
  • Acento que usaban los padres: el Andaluz
  • Nivel de Educación: la universidad

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “El habla andaluza es la forma de hablar que tenemos en Andalucía, los andaluces. Y por la que nos identificamos como una seña de identidad.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el ceceo
    • El peor: el seseo
    • El más correcto: la distinción
    • El menos correcto: el ceceo
    • El que le gusta más: el ceceo
    • El que le gusta menos: el seseo

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.                            ___ = Seseo  ___ = Distinción

[Archivo de Audio 5]

 

         APÉNDICE G: PARTICIPANTE 6

Información Personal:

  • Edad: 37
  • Lugar de nacimiento: Cádiz
  • Residencias: Cádiz por su niñez, 6 meses en Alemania, ahora vive en San Fernando
  • De dónde son los padres: Cádiz
  • Acento que usaban los padres: el Andaluz
  • Nivel de Educación: profesor en una universidad

Opiniones sobre el seseo y el ceceo:

  • El habla andaluza: “El habla sería la forma en que los andaluces utilizan el español para comunicarse sobre todo…para la lengua oral.”
  • Entre el seseo, el ceceo, y la distinción:
    • El mejor: el seseo
    • El peor: el ceceo
    • El más correcto: la distinción
    • El menos correcto: el ceceo
    • El que le gusta más: el seseo
    • El que le gusta menos: la distinción

Análisis de su pronunciación de “El águila, el cuervo y el pastor” por Esopo:

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.                            ___ = Seseo  ___ = Distinción

[Archivo de Audio 6]